La caries del biberón, también llamada de primera infancia o rampante, es un tipo de caries que afecta tanto a los bebés que se alimentan por biberón como a los que lo hacen por lactancia materna. Se trata de un proceso destructivo de los dientes de leche, los cuales son más propensos a los microorganismos que destruyen el esmalte.

¿Por qué se produce?

Suelen producirse en la mayoría de los casos porque los bebés se duermen con bebidas y/o alimentos.  Tranquilizar a los niños con el biberón o chupete impregnado en alguna sustancia dulce favorecen la aparición de caries. El contacto prolongado con los azúcares, sumado a la disminución del flujo salival que se produce durante el sueño, da lugar a un ambiente muy cariogénico.

Caries de biberón en los bebés.

¿Cuáles son los síntomas de las caries?

Pueden verse afectados todos los dientes, aunque lo más común es que empiecen por los dientes superiores delanteros (incisivos superiores), con manchas que en su inicio son blancas y después pasan a ser amarillas y marrones.

¿Cómo podemos prevenirlas?

Para prevenir las caries, cuanto antes se detecten estas manchas, mucho menores son los riesgos y consecuencias. Por eso, recomendamos una visita al odontopediatra nada más erupcionar los primeros dientes de leche.

Además, un control de la alimentación, tanto en su composición (baja en azúcares) como en su horario (no dormir comiendo), son clave para que no se produzcan este tipo de lesiones.

Por último y más importante, mantener una correcta higiene bucal. No debemos descuidarnos con la limpieza de los dientes de leche pensando en que son temporales, ya que el cuidado de su boca los primeros años de vida determinará en gran medida su salud bucodental en el resto de los años de su vida.

Como siempre decimos es muy importante estar pendiente de la salud dental de los más pequeños ya que será muy relevante su estado para futuros tratamientos. No dude en entrar en nuestra web y pedir cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.